lunes, 2 de julio de 2007

Final de la licencia de RCTV, final del periodismo independiente... ¿De quién?


Por Nicholas Hierba

“Libertad de expresión”, “libre circulación de información” o “periodismo independiente” fueron algunas de las frases utilizadas por distintos sujetos sociales para criticar la decisión del Gobierno Bolivariano de Venezuela de no renovarle la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV). Sin embargo, dentro de las opiniones esgrimidas por periodistas televisivos, radiales o de la prensa gráfica jamás se escuchó o se escribió siquiera una palabra sobre las restricciones que todos los días imponen los oligopolios de la comunicación a los trabajadores de prensa.

Tanto el Parlamento Europeo como el Congreso de los Estados Unidos manifestaron su “preocupación” por la decisión del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de no renovarle la licencia a RCTV. Sin embargo, ninguno de los legisladores de ambos continentes puso sobrerelieve el fortalecimiento del espacio público radioeléctrico que se obtenía con la política adoptada; ningún dirigente político de la Comunidad Europea manifestó lo que puertas adentro tanto defienden: la presencia del Estado en la radiodifusión.

En Argentina, el diario de mayor tirada del país que, casualmente, es la cabeza del multimedios Clarín (propietario de los medios gráficos Clarín, Clarín.com, La Razón, Olé, Los Andes, La Voz del Interior; de los medios audivisuales Canal 13, Todo Noticias, Volver, Radio Mitre, Canal 12, Pol-ka Producciones, Patagonik Film Group, TyC Sports; y que además cuenta con empresas en áreas de Internet y telefonía, de distribución de televisión por cable y otras actividades de contenidos) criticó furibundamente la decisión de Chávez de no renovarle la licencia a RCTV.

Sólo el editorialista de la Sección Internacionales de Clarín, Oscar Raúl Cardoso, se permitió manifestar (después de iniciar la nota burlándose del “estilo” del canal de noticias estatal Telesur), que la decisión chavista “podría haber sido formalmente administrativa y judicial como demanda la ley vigente”. Asimismo, el periodista del “diario del pueblo argentino” destacó valientemente (vale reconocerlo) que RCTV fue “cómplice en la conspiración contra el orden constitucional (en abril de 2002) que implicó el golpe que intentó colocar al frente, más como muñeco de torta que como potencial estadista, al empresario (petrolero) Pedro Carmona Estanga”.

A la parcialmente destacable editorial de Cardoso le hubiera faltado plantear el papel que cumplen los medios de comunicación privada en latinoamérica, los cuales se caracterizan por su concentración, la precarización salarial de sus trabajadores, la censura explícita e implícita, la restricción de información y, sobre todo, la realización de un periodismo portavoz de determinados intereses económicos.

Remarcar las miserias de los medios de comunicación privados es importante para evitar caer en el monopolio del mercado. Asimismo, es necesario plantear que cuando Chávez alcanzó la Presidencia (gracias al 63 por ciento del voto popular), Venezuela carecía de un servicio público importante de radiodifusión. Antes de la inauguración del canal noticioso Telesur, la información periodística sólo provenía de tres grandes cadenas: Venevisión (del conocido grupo Cisneros), RCTV y Glovovisión.

Mientras que Venevisión moderó las críticas al gobierno (la renovación de la licencia tuvo mucho que ver en eso), Glovovisión –único canal de noticias que transmite las 24 horas- mantiene su postura antichavista acérrima de siempre; situación que no conllevó al presidente elegido democráticamente a realizar ninguna acción anticonstitucional, tal como sucedió con el Golpe de Estado que intentaron ejecutar los grandes grupos económicos de Venezuela el 11 de abril de 2002, con respaldo no sólo de la administración de George W. Bush, sino también con el respaldo de los mismo medios de comunicación que se escudan en la “libertad de expresión”, “la libre circulación de información” y “el periodismo independiente”.

1 comentario:

parapiti pora dijo...

PARAGUAY. RADIOGRAFÍA DEL PERIODISMO COBARDE.

Por Luis Agüero Wagner (escritor y cronista paraguayo)
ataquedigital@aventura.com.py

AUSBERTO RODRÍGUEZ. Cómplice de una gran estafa a la izquierda latinoamericana ( I ) .


Recientemente el señor Ausberto Rodríguez fue presentado como vocero oficial del obispo renunciante y candidato inhabilitado a la presidencia del Paraguay, Fernando Lugo, y de la “Alianza” de fragmentos de la extinta “Concertación” opositora. En dicha oportunidad fue aludido por sus amigos de la prensa venal y salpicada con el maccartismo heredado de cinco décadas de dictadura anticomunista como “muy respetable dentro de la sociedad paraguaya y en el ámbito de la comunicación”, aunque debo decir que para dudar de dichos términos basta repasar la lista de los propietarios de medios y patrones para quienes trabajó con obsecuencia por muchos años en nuestro ambiente, pudiéndose con facilidad advertir que no abundan precisamente entre ellos figuras “muy respetables”. Como persona que tuvo la mala fortuna de coincidir con don Ausberto en la elaboración del periódico “El Pueblo”, desearía puntualizar algunos aspectos tal vez desconocidos de su conducta en su fantasmática trayectoria “revolucionaria” y de “lucha social”.
En tiempos en que fui jefe de prensa del desaparecido PRF, aciagos días en que cometí la ingenuidad de aceptar la responsabilidad ofrecida entre ruegos por directivos del citado partido, el gran revolucionario Ausberto Rodríguez era encargado del periódico febrerista "El Pueblo", acusando durante toda la etapa en que se intentó reaparecer al periódico un abyecto servilismo a quien le favoreció con el irregular nombramiento, el tristemente célebre sr. Nils Candia, corifeo de las campañas contra el MERCOSUR del sr. Aldo Zucolillo, conocido propagandista pro-imperialista y favorecido de la CIA, así como gran desinformador desde su diario ultraderechista ABC color.
En aquella etapa con otros compañeros y compañeras hicimos un gran esfuerzo recaudando el dinero necesario para sostener la publicación, dado que no mejoraban las ventas a pesar de la supuesta genialidad periodística de don Ausberto, quien frustrado por el fracaso terminó renunciando, abandonando a todo el grupo que lo había impuesto y sostenido dándole injustificada confianza. Antes, imploró que no sea revelado que el principal sostén del periódico había sido el ex ministro de Industria y ex presidente febrerista Euclides Acevedo, aunque con avidez preguntaba constantemente si se había recibido “el dinero de Euclides”.
Antes de reconocer su incapacidad y dimitir, don Ausberto renunció a publicar artículos sobre figuras sacras del febrerismo como el resplandeciente héroe de la epopeya del Chaco y mártir de la contrarrevolución de agosto de 1937, Mayor Joel Estigarribia, con la excusa de que su condición militar podría interpretarse como apología del militarismo, mientras daba espacio a temas inconexos con el PRF como una carta zalamera hacia su persona del conductor farandulero Bruno Masi, exclusivamente para hacerse autobombo, además de entregar la página central del periódico revolucionario a gente tan alejada del progresismo como el ultra-conservador editorialista de ABC y sobrino del presidente Eusebio Ayala (bandera del conservadurismo y de la oligarquía paraguaya), Juan Díaz Bordenave, en trueques a la sombra que no es difícil imaginar.
En otra de sus bufas actuaciones se negó a publicar denuncias que involucraban a propietarios de medios de comunicación que habían sido sus patrones, dando un buen ejemplo de “dignidad revolucionaria”
También sufrió injusta marginación en el periódico por parte del sr. Rodríguez el gran poeta desaparecido Miguel Ángel Caballero Figún, a quien votamos como jefe de redacción pero su nombramiento fue ignorado en forma desatinada y autoritaria por el personaje en cuestión. No me extraña en absoluto la caída permanente en las encuestas de sus nuevos “patrones” luguistas, conociendo estos aspectos de su trayectoria.
Sobre el rótulo de luchador social que han pretendido endilgarle, debo decir que si ese calificativo se aplica a quienes frecuentan las recepciones en embajadas de Cuba y Venezuela para degustar tragos y bocaditos y disfrutar de otros beneficios que ofrece la solidaridad caribeña, como viajes turísticos con estadía paga o atención médica gratuita en las Antillas, sería aceptable su aplicación en el caso. Pero tampoco olvidemos que cuando Ausberto tuvo que defender a Hugo Chávez en la TV a invitación de Humberto Rubín por el tema RCTV, fingió estar enfermo, desentendiéndose de su faceta “revolucionaria”. No en balde acompañó en un espacio radial a la concejala Rocío Casco, beneficiaria de los dólares de George W. Bush a través de la ONG fantasma “Casa de la juventud”, que gusta aparecer en la prensa con una falsa retórica izquierdizante.
En conclusión, con especimenes de semejante consecuencia anti-imperialista y coherencia socialista, sólo podemos augurar un gran futuro al candidato liberal izquierdista y su constelación de revolucionarios financiados por la CIA.


MIGUEL LÓPEZ PERITO Y LA GUERRILLA CANTINFLESCA (II)

También con relación al “nombramiento” de jefes de campaña del candidato liberal izquierdista Fernando Lugo, se difundió la especie de que el agraciado con dicho “cargo”, Miguel López Perito, había sido algo así como un Che Guevara criollo, al que la prensa tendenciosa rotuló como “ex guerrillero” por haber militado en los años 70 en la OPM, amago de conglomerado radical abortado en pocas horas por la policía de Stroessner estando aún en fase embrionaria, y cuyo único “operativo exitoso” fue el robo del mimeógrafo del Colegio Cristo Rey (es decir, de su propio colegio), habiendo fracasado inclusive un cantinflesco intento de los mencionados “guerrilleros” de asaltar entre varios miembros de su caterva a un solitario cura en el predio del Seminario Metropolitano.
En honor a la veracidad y a la objetividad de la información periodística que se difunde, debemos decir que muchos de estos personajes que hoy presentan como título de nobleza haber pertenecido a tal o cual grupo “guerrillero” han dado un giro -en todo caso- de 180 grados en sus tendencias políticas, siendo buenos ejemplos de ello el delator Diego Abente o el agente del Fondo Monetario Internacional y fusible del nicanorismo Dionisio Borda. Eso por no mencionar a los pundonorosos “luchadores sociales” que reciben dólares del norte con la coartada de sus ONGs fantasmas, expeditivo método de embajadas extranjeras para desmovilizar a estos “enemigos del imperialismo”.
Más que presentarnos a izquierdistas arrepentidos como “guerrilleros”, bien haría la prensa venal en pedir explicaciones a quienes se autoproclaman furiosos revolucionarios y guevaristas radicales mientras en las sombras se llenan las faltriqueras con los dólares de George W. Bush, distribuídos a través del entramado imperialista y las ramificaciones del complejo IAF-NED-USAID.


LOS FINANCISTAS E IMPULSORES DE FERNANDO LUGO: GRANDES ESTAFADORES DE LA IZQUIERDA LATINOAMERICANA ( III )

Los monaguillos a sueldo del imperio que cercaron al obispo Fernando Lugo, a pesar de lo que la prensa maccartista heredada de Stroessner se esfuerza en hacer creer, en realidad son viejos agentes del imperialismo norteamericano. Se cuentan entre ellos:
* Guillermina Kanonikoff y Raul Monte Domecq, financistas de Lugo. Reciben dólares de USAID a través de la ONG fantasma Gestión Local.*Camilo Soares, agente de la NED, referente de la Casa de la Juventud, beneficiaria de Dólares de la IAF.
*PMAS: partido surgido gracias a la acumulación de dólares del grupo anterior, recibió en el 2004 127.000 dólares de IAF, institución manejada por George W. Bush.
*Ricardo Canese, dirigente de Tekojoja. Propagandista de los planes de biocombustibles de George W. Bush.
*Aldo Zucolillo, ex propagandista del dictador Stroessner, mecenas del centro de detención y torturas de la dictadura paraguaya y alabardero del genocida Jorge Rafael Videla, hoy entusiasta impulsor de la candidatura de Fernando Lugo.
*Julio Benegas, empleado de Zucolillo en su diario ABC color, signatario de acuerdos con AFL-CIO, reputado peón de los fraudes imperialistas.

De acuerdo al informe de actividades de las aludidas agencias norteamericanas y los planes para el nuevo siglo pueden encontrarse los siguientes datos sobre estos puntales del luguismo:

GESTION LOCAL (Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonnikoff). Recibe fondos de USAID “para la publicación de material didáctico para comisiones vecinales”.

CASA DE LA JUVENTUD-PARAGUAY- PARTIDO MOVIMIENTO AL SOCIALISMO. En el 2004 la Casa de la Juventud recibió 127.000 dólares, por dos años, que “proporcionará apoyo institucional, educativo y técnico a organizaciones para jóvenes. La donación de la IAF apoyará la participación de los jóvenes en audiencias públicas, fortalecerá sus destrezas para la búsqueda del consenso y financiará el diseño de campañas públicas de información y el otorgamiento de pequeñas donaciones a jóvenes paraguayos de aproximadamente 10 localidades. “La Casa” espera beneficiar a cerca de 4.200 jóvenes de vecindarios de bajos ingresos”. Sus referentes principales son Rocío Casco y Karina Rodríguez. (Nota: Camilo Soares, vinculado a la Casa de la Juventud, y Richard Ferreira, del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), asistieron a la Segunda Asamblea del Movimiento Mundial por la Democracia, organizada por la National Endowment for Democracy, realizada en la ciudad de São Paulo, Brasil, del 12 al 15 de noviembre del año 2000. World Movement for Democracy - Second Assembly Report- Fuente: http://www.wmd.org/second_assembly/participants.html)

También vale acotar que Camilo Soares fue integrante de la agrupación Patria Libre, vinculada por los organismos represivos a varios secuestros , sin haber sufrido jamás persecución, hecho que ha generado suspicacias entre los integrantes de PPL refugiados en el exterior o detenidos en cárceles de Paraguay.


FREEDOM HOUSE. (Casa de la Libertad) fue fundada en 1941, “para consolidar las instituciones libres en el país y en el extranjero”. Actualmente cuenta con 4.000 miembros. La Casa de la libertad ha recibido y recibe financiamiento del gobierno de los EEUU a través de la National Endowment for Democracy (NED). Este fondo se canaliza a través de la Casa de la Libertad para organizaciones privadas en el extranjero. Los beneficiarios de la NED, a través de la Casa de la Libertad, incluye a países como Sudáfrica, la ex Unión Soviética, Costa Rica, Paraguay, El Salvador, Honduras, Guatemala, Pakistán, Polonia, Hungría, etc. Por consiguiente, la Casa de la Libertad funciona como un embudo por donde pasan los fondos que concede la NED. Un ejemplo en Paraguay es Radio Ñandutí, que a través de la Casa de la Libertad ha recibido importantes sumas de dinero de la National Endowment for Democracy (NED).
Leonard Sussman, agente de la CIA y Director Ejecutivo de la Casa de la Libertad, realizó una visita a Paraguay a fines de 1987, siendo uno de sus principales favorecidos el sr. Aldo Zucolillo, quien a través de su diario ABC Color publicitó entusiastamente la candidatura de Fernando Lugo. El obispo por su parte acusó sumisión a las pautas editoriales del periódico en varios temas, como el de Itaipú y Yacyretá, utilizados por Zucolillo para atacar al MERCOSUR en beneficio de intereses norteamericanos.

También se cuentan entre empleados de Zucolillo exponentes como Julio Benegas, signatario de acuerdos con la AFL-CIO, reputado peón en los fraudes imperialistas.
El 21 de setiembre de 2005 fue firmado entre el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SITRAPREN) y el auspicio del Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional de la AFL-CIO, un proyecto con miras a lograr el fortalecimiento sindical en ambos sindicatos. El proyecto se firmó en Asunción con la presencia del representante del Centro de Solidaridad, oficina para Sudamérica, Sr. Bryan Finnegan.
La AFL-CIO ha apoyado todas las grandes guerras imperialistas de los USA (Corea, Vietnam, Afganistán, Yugoslavia e Irak), así como todas las grandes intervenciones estadounidenses (Guatemala 1954, Chile 1973, Guayana 1955, Irán 1955, Panamá 1980, Granada 1983 y Venezuela en el 2002 –
También escribe en ABC color (de Zucolillo, insistimos) Ricardo Canese, quien apoya en sus columnas la política energética de George W. BUSH.
RADIO CARITAS. Recibió 40.000 dólares de la embajada para “sus programas de educación cívica, consistentes en entrevistas con tribuna libre”. LUIS AGÜERO WAGNER